Toxina Botulínica

  • Home
  • Toxina Botulínica

La toxina botulínica tipo A purificada, es la que se utili­za en estética. Se trata de una proteína producida por una bacteria que, una vez tratada y en dosis míni­mas, se emplea para producir una relajación temporal de los músculos faciales del entrecejo, las conocidas como «patas de gallo» y la frente.

Es el tratamiento estético más usado en el mercado por hombres y mujeres, en su mayoría ejecutivos. Es un producto seguro y confiable, con las pruebas y normas de calidad probadas en nuestro país.

Una vez que se aplica, actúa, siempre de forma temporal, provocando una relajación en el músculo.

Así, la transmisión del impulso nervioso que hay entre el nervio y el músculo se bloquea sin ocasionar daños.

Debe aplicarse con estricto conocimiento y cuidado. Se inyecta con una jeringuilla de mínimo calibre en la zona glabelar o entrecejo. Esto permite reducir y tratar esta zona, relajando la arruga.

En resumen, estos son los 6 pasos que seguimos en la clínica para este tratamiento:

  1. Limpieza de la piel, de cremas, maquillaje, etc…
  2. Aplicación de una crema anestésica para minimizar las molestias del proceso.
  3. Aplicación de microinyecciones, en zonas del músculo tensor.
  4. Comprobar la ausencia de marcas y aplicación de hielo.
  5. Entrega de la crema de continuación: hidratante con efecto antiarrugas para potenciar y dar más naturalidad al resultado.
  6. Cita para consulta de revisión.

LOS EFECTOS se empiezan a notar a los dos días. En­tonces la zona tratada (entrecejo)empieza a relajarse, hasta que a la semana alcanza su máxima relajación y no marca la arruga.

LOS RESULTADOS se mantienen entre cuatro y seis meses. Después, irá disminuyendo su efec­to hasta que desaparece y vuelve al estado inicial o incluso mejor, pues al no haberse marcado la arruga glabelar, ésta disminuye.

EN LA PARTE inferior del ros­tro no se aplica. Para esa zona, existen otros tra­tamientos que reducen también los signos de la edad, como pueden ser el relleno, con el famoso ácido hialurónico o poliláctico.

Costos: 150.00 por unidad, cada paciente ocupa entre 50 a 60 unidades.

En ocasiones resulta interesante completar el tratamiento con procedimientos de medicina estética como relleno (ácido hialurónico) o peelings.